Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Americanas

  • El crecimiento de la anti-política

Por Rosendo Fraga, NuevaMayoria.com, 17 de jun de 2016

La segunda vuelta de las elecciones locales de Italia adquieren significación más allá de sus fronteras por la posibilidad de crecimiento de la llamada "anti-política". Tendrá lugar el 19 de junio. En Roma, la candidata del "Movimiento Cinco Estrellas", Virginia Raggi una abogada de 37 años que no ha participado en la política tradicional, del movimiento "anti-política" creado por el cómico "Bepe Grillo" (Giuseppe Piero Grillo) en la década pasada, en la primera vuelta obtuvo 37% de los votos sobre el candidato del centro-izquierda, Roberto Giachetti, que gobierna el país a través de la coalición que respalda al Primer Ministro Renzi. En una ciudad importante como Turín, se da una situación análoga, ya que el candidato del oficialismo, Piero Fassino, va a la segunda vuelta contra la candidata del "Movimiento Cinco estrellas", Chiara Appendino. Que este movimiento que inició el rechazo a la política tradicional en Europa gobierne Roma es un hecho de relevancia en Europa, que asiste al crecimiento de fenómenos similares -aunque no idénticos- en la casi totalidad de los países del continente. El "Movimiento Cinco Estrellas" tuvo en la década pasada una irrupción muy exitosa, logrando reunir casi una cuarta parte de los votos en elecciones legislativas, pero teniendo dificultades para mantener alineados a sus legisladores, por lo cual retrocedió. 

Cuatro días después, el 23  de junio,  se realiza el referéndum en el Reino Unido sobre la permanencia o salida (Brexit), de la UE. Los últimos sondeos muestran que dicha postura podría ganar, a diferencia de lo que se registraba hasta la primera semana de junio. El Laborismo, el Partido Liberal, la parte mayoritaria de los conservadores encabezada por el Primer Ministro Cameron y hasta el Partido Independentista Escocés, apoyan la permanencia, al igual que todas las expresiones de la actividad económica y los gobiernos del G7 (EE.UU., Japón, Alemania, Francia, Italia y Canadá). Están por la salida de la UE; un sector conservador minoritario liderado entre otros por un ex alcalde de Londres (Johnson), y el Partido Nacionalista Británico (UKIP) que emergió a fines de la década pasada, que ha ganado elecciones para el parlamento europeo, pero que ha tenido resultados menores en los comicios británicos. Nigel Farage, su líder, dice que "cuando el pueblo ve a la vieja política, los grandes bancos y las corporaciones apoyando la misma posición, les vota en contra". Agrega que la clave del éxito del Brexit, que él anticipa, está en que representa la "anti-política", que considera es un sentimiento muy fuerte hoy en los ingleses y en toda Europa.

En la misma semana, el domingo 26 de junio tienen lugar las elecciones generales en España.  Las realizadas a fines del año pasado mostraron que ninguna fuerza estaba en condiciones de formar gobierno, dado que aunque había quedado como primera minoría el Partido Popular del Presidente del Gobierno (Rajoy), no pudo llegar a acuerdo con las demás fuerzas para formar gobierno. Es posible que ahora se reitere un resultado similar, pero con posibilidad de que la nueva izquierda (Podemos), en alianza con la viaje izquierda (el comunismo), logre superar al Socialismo (PSOE), pasando al segundo lugar y relegándolo al tercero. La "nueva derecha" (Ciudadanos), salió cuarto pero algo puede crecer ahora, afianzándose como la cuarta fuerza. Hoy una alianza entre el Partido Popular y Ciudadanos requeriría sacar más legisladores que el año pasado  para poder tener entre los dos la mayoría y formar gobierno. Podemos trabaja para alcanzar una coalición como las que hoy gobiernan Portugal e Irlanda, donde la suma de las izquierdas derrotadas, se han unido sacando del gobierno a la centro-derecha, aunque haya sido la primera minoría. Un gobierno de estas características en España implicaría que cuatro países de la Europa del Sur -los más afectados inicialmente por la crisis-  habrían girado hacia la izquierda. Así como el Movimiento Cinco Estrellas en Italia es la anti-política sin ideología y el UKIP en el Reino Unido lo es desde el nacionalismo, Podemos lo es desde una ideología anti-liberal, habiendo defendido en el pasado al Chavismo como modelo. Cabe señalar que la elección presidencial austríaca mostró un fuerte avance de la anti-política, al quedar la segunda vuelta entre un candidato ecologista que se impuso por 30.000 votos y otro neonazi. Los dos partidos tradicionales (social-demócratas y conservadores) quedaron relegados de la puja.

El 8 de noviembre se realiza la elección presidencial en los EE.UU., donde la anti-política está jugando un rol decisivo. Esta es la clave de interpretación principal del fenómeno Trump, que con su lema de "Make América Great Again", muestra un claro sesgo nacionalista, al estilo del UKIP inglés. Su afirmación de que será "previsiblemente imprevisible", lo muestra diciendo todo lo contrario a lo que bancos y grandes empresas requieren de la política y en esto se asemeja a Podemos en España, el Movimiento Cinco Estrellas de Italia y el UKIP en el Reino Unido. Si bien faltan más de tres meses y muchas cosas pueden cambiar, la reciente masacre de Florida en la cual un simpatizante aislado del EI, dio muerte a 50 personas e hirió a más de 50, en una discoteca gay,  presenta una oportunidad para que un candidato como Trump que hace de la "anti-inmigración" una de sus banderas más relevantes, agite el hecho que el autor del crimen es un estadounidense musulmán de origen afgano. El hecho que el sentimiento "anti-política", este creciendo al mismo tiempo a ambos lados del Atlántico Norte, confirma que hay un malestar social en occidente tanto con su sistema político, como también con el económico. 

En conclusión: que candidatos del Movimiento Cinco Estrellas vayan a la segunda vuelta para las alcaldías de Roma y Turín muestra el resurgimiento de la “anti-política” en Italia; el posible triunfo del Brexit en el Reino Unido implica un avance en el mismo sentido, con un sesgo más nacionalista dado el motivo del referéndum convocado; en España, el avance de fuerzas como Podemos y Ciudadanos expresan el crecimiento de la “anti-política”, aunque con connotaciones ideológicas enfrentadas y Trump representa en los EE.UU. la misma dirección, haciendo de Hillary Clinton la candidata de la política tradicional y de sus propuestas una exaltación del nacionalismo.

http://www.nuevamayoria.com/index.php?option=com_content&task=view&id=5138&Itemid=47

 

Últimas Noticias

Si solo fuera un juego

Un experto en AT moderó un panel sobre resolución alternativa de conflictos e invitó a alguien a participar en una instancia del famoso Piedra, papel o tijera.