Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Americanas

Cuentas Públicas

Prestaciones sociales, la llave para la baja del gasto público


Desbalance. El pago de la deuda neutralizó en parte la caída del déficit. El ajuste de las jubilaciones fue la herramienta más eficiente para las cuentas públicas 

 

Por Nadin Argañaraz, Economista, Director del IARAF. Clarín, 26 de mayo

 

En el primer cuatrimestre del año la ejecución presupuestaria nacional registró un resultado primario positivo de $10.846 millones, equivalente al 0,05% del PIB proyectado para todo el año 2019. En comparación con el primer cuatrimestre de 2018 la mejora en el resultado fue igual a 0,33 puntos porcentuales (p.p.) del PIB. Esto se logró con una baja del Gasto Primario de 0,62 p.p. del PIB, que más que compensó una caída de los ingresos totales de 0,29 p.p. del PIB.

Si bien el resultado primario en términos del PIB es la base para alcanzar la meta con el FMI, la realidad fiscal argentina debe evaluarse considerando también a los intereses de la deuda. En efecto, en el primer cuatrimestre éstos crecieron un 34,7% en términos reales, lo que implicó un avance de 0,24 p.p. del PIB en relación con 2018.

En síntesis, de la baja del gasto primario alcanzada en el primer cuatrimestre un 47% se destinó a compensar la baja de los recursos, un 39% a absorber la suba de los intereses y solamente el 14% restante a mejorar el resultado fiscal. En términos del PIB, este último mejoró solamente 0,10 puntos porcentuales, pasando de un déficit de 0,90% en 2018 a uno de 0,80% este año.

La baja del gasto y la inflación

La baja del Gasto Primario de los primeros cuatro meses del año se explica principalmente por tres componentes: Prestaciones Sociales (-0,34 p.p. del PIB), Gastos de Funcionamiento (-0,14 p.p. del PIB) y Gastos de Capital (-0,07 p.p. del PIB).


Las Prestaciones Sociales constituyen el principal gasto a nivel nacional. Y vienen cayendo en términos reales desde el mes de mayo de 2018, luego que comenzara a regir la nueva fórmula de ajuste jubilatorio en el mes de marzo.

Precisamente, la contribución de las Prestaciones Sociales a la baja del Gasto Primario nacional se origina en el mecanismo de ajuste de los haberes jubilatorios aplicado con la dinámica inflacionaria del último año. Si la inflación en el periodo en el cual se realiza el ajuste de haberes resulta superior a la considerada para calcular la actualización correspondiente, el “Gasto ajustable por movilidad” (GAM) cae en términos reales; lo que se traduce en un aporte a la baja del Gasto Primario.

Para dimensionar la relevancia de este gasto, puede afirmarse que el GAM representa el 85% del gasto en Prestaciones Sociales y el 50% del Gasto Primario. Es decir que la mitad del gasto primario nacional está sujeto a la regla de movilidad.

Dado el importante aporte que viene haciendo el GAM a la baja del Gasto Primario, resulta útil analizar lo que puede ocurrir en los próximos meses. En efecto, de acuerdo con las proyecciones de inflación que se pueden realizar para lo que resta del año, puede afirmarse que el GAM terminaría 2019 con una baja de 0,31 p.p. del PIB respecto a 2018. De esta manera, las Prestaciones sociales finalizarían con una merma de 0,35 p.p. del PIB.

Los números anteriores reflejan que de aquí a fin de año, la baja esperada de inflación difícilmente revierta la caída de las Prestaciones sociales. Si la dinámica inflacionaria fuera así, en los ocho meses restantes el aporte de las Prestaciones sociales a la baja del gasto mantendría el aporte que registró en los primero cuatro meses (alrededor de 0,35 p.p. del PIB).

Continuar leyendo Aquí 

 

 

Últimas Noticias

Impuestos en el mundo

El presidente de la CNMC destacó que en España ahora los impuestos verdes son más bajos que en 1995

Curso Intensivo en Madrid

Denominado "Estrategias frente a las nuevas formas del fraude fiscal", lo dictará el IEFPA junto al IEF de España del 23/09 al 4/10. Abierta la inscripción.