Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Americanas

  • Integridad y Valores en las Administraciones Tributarias

Integridad y Valores en las Administraciones Tributarias

 

Por Juan Antonio Garde y Alejandro Luelmo, Blog del CIAT, 3 de julio de 2018

Los autores son funcionarios con una larga trayectoria en la administración española e Inspectores de los Servicios en el Servicio de Auditoría Interna de la Agencia Tributaria. Son miembros del Comité Permanente de Ética del CIAT.


En todos los países las administraciones tributarias desempeñan un papel clave no solo material sino también en la percepción de los ciudadanos respecto de la legitimidad de los gobiernos en el desempeño de sus fines económicos y sociales y en relación con su calidad institucional y democrática. La existencia de una corrupción sistémica y/o la falta de asentamiento e interiorización de los principios de integridad corporativa y valores, afecta a la Misión y Visión de estas organizaciones y consecuentemente al bienestar de la ciudadanía y el funcionamiento y competitividad de sus economías.

Esta cuestión ha sido asumida y reconocida desde hace tiempo por el CIAT con una alta prioridad  en su plan estratégico de actuaciones siendo uno de sus exponentes la creación del Comité Permanente para la Ética e Integridad que asume como objetivo último el fomento y la promoción de la ética y la lucha contra la corrupción a través de un programa de trabajo estratégico que satisfaga las necesidades de los países miembros y que permita aprovechar la experiencia y buenas prácticas para facilitar un diálogo constante entre las administraciones tributarias de todo el mundo.

En este contexto, la reunión presencial de los miembros de este Comité, celebrada en la ciudad de Ottawa (Canadá) en abril de 2016 convino que, para maximizar la eficacia en su funcionamiento, se constituyeran bajo la dirección y coordinación de determinados países, la creación de grupos de trabajo “ad hoc” vinculados a temas de máxima relevancia en la lucha contra la corrupción y la promoción de la integridad.

Uno de estos grupos de trabajo, cuyo liderazgo asume la Agencia Tributaria española, se vincula con las exigencias de un modelo organizativo para las administraciones tributarias que permita el desarrollo de la integridad y valores corporativos y al mismo tiempo defina el rol que en su funcionamiento debe desempeñar un adecuado modelo de control interno. Todo ello coordinado también con el grupo de trabajo de Transparencia del propio Comité de Ética

Una primera aproximación a los objetivos pretendidos, se expuso ante el Comité de Ética en reunión plenaria de sus miembros celebrada en Madrid durante el mes de marzo de 2018 con la presentación del documento “Marco de referencia para el aseguramiento de la integridad y los valores en las Administraciones Tributarias”, que propugna un análisis integral de aspectos claves para el reforzamiento de la ética y la lucha efectiva contra la corrupción en las organizaciones tributarias. Para su elaboración, la delegación española en el Comité de Ética, se ha inspirado en diferentes documentos de organismos internacionales, Unión Europea, y comentarios y sugerencias formuladas por las administraciones tributarias de Chile y Uruguay.

Con objeto de visualizar los resultados de los diferentes grupos de trabajo, en la reunión de la Asamblea General del CIAT celebrada en Ottawa en mayo de 2018, se presentó el estado de la cuestión de cada uno, y se hizo un llamamiento a todos los países miembros del CIAT, a comprometerse  con acciones específicas encaminadas al desarrollo de los valores de integridad en línea con las propuestas del documento que ahora se presenta y a cumplir un papel  más pro-activo en el combate a la corrupción en sus respectivos países.

El documento “Marco de referencia para el aseguramiento de la integridad y los valores en las Administraciones Tributarias” (Ver Aquí), constituye una primera aproximación, que debe ser objeto de una mayor concreción operativa, así como de la incorporación de experiencias y buenas prácticas procedentes de mayor número de países para que pueda facilitar su aplicación en el futuro.

De esta forma se pretende enriquecer, con participación de los países y la aportación de sus visiones, este documento que podría acompañar e inducir el desarrollo de un proyecto más amplio y estructurado que incorpore una guía metodológica, programas de consultoría, así como propuestas de compromisos específicos, por parte de los países, en este ámbito.

El Comité Permanente de Ética sigue, por tanto, avanzando en sus trabajos en un momento en que el fortalecimiento de las instituciones, la lucha contra la corrupción interna y externa es más que una necesidad.

 

 

Últimas Noticias

¿Controles masivos o intensivos?

¿Cuál debe ser la estrategia de las administraciones tributarias?  Por el Jefe Revisión y Recursos, AFIP, Argentina en el Blog del CIAT