Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Americanas

  • Ganadores y perdedores de la reforma tributaria

Ganadores y perdedores de la reforma tributaria


Tributaristas y economistas analizan el impacto a partir de este año


Por Martín Kanenguiser, LA NACION, DOMINGO 07 DE ENERO DE 2018


La reforma tributaria promulgada por el Gobierno el último día hábil de 2017 generará este año ganadores y perdedores, como todo cambio impositivo profundo.

Para elaborar esta lista, LA NACION dialogó con los tributaristas Humberto Bertazza (presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño), César Litvin (Lisicki Litvin & Asociados), Ezequiel Passarelli (SCI Group) e Iván Sasovsky, y la economista Irina Moroni, de Fundación Capital, quienes brindaron su diagnóstico sobre este cambio.

Moroni explicó que "la reforma tributaria tiene un sesgo pro inversión más que pro consumo, por lo que los sectores relacionados con el consumo masivo son los menos beneficiados; asimismo, algunas economías regionales que no lograron los cambios esperados en impuestos internos, tampoco ven con buenos ojos la reforma". Y agregó: "En la vereda contraria se ubican los productores de vinos, que lograron quedar exentos de los cambios previstos en la versión original. Vale destacar que los verdaderos efectos en competitividad se verán recién cuando las provincias encaren sus esfuerzos en Ingresos Brutos, mientras tanto los efectos son limitados".

Los ganadores:

Las sociedades que reinviertan sus utilidades verán disminuida su alícuota del 35% al 30% en 2018 y al 25% en 2020.

Los usuarios del impuesto al cheque, ya que podrán computarlo como pago a cuenta en el impuesto a las ganancias hasta llegar al 100%.

Los autónomos que pagarán menos por la duplicación de la deducción especial.

Los fondos comunes de inversión que inviertan en retiros privados, ya que se admite una deducción mayor para sus aportantes y para los empleadores que fomenten esta forma de ahorro privada.

Las empresas que realicen inversiones en bienes de uso y les queda inmovilizado un saldo a favor en el IVA, y a los seis meses pueden pedir la devolución del mismo.

Los autos de gama media y productos tecnológicos por la baja de impuestos internos.

Las empresas, por la rebaja de los aportes patronales, que tendrán un mínimo no imponible de $12.000 más el ajuste por inflación en 2022.

Los inversores con acciones, que no pagarán renta financiera.

Los perdedores:

Las personas físicas que realicen plazos fijos en el país o inviertan en títulos públicos dejan de estar exentos de Ganancias a una alícuota especial del 5% sobre un excedente de intereses de $66.917. También aquellos que hayan comprado monedas digitales.

Las personas humanas con inversiones en el exterior a través de estructuras jurídicas (Trust, BVI y Panamá, entre otras) pagarán en forma transparente en cabeza de la persona y no en el momento de la distribución de dividendos. Así, no podrán dilatar el pago de Ganancias como lo hacían antes de la reforma.

Quienes consumen servicios digitales (como Netflix) comenzarán a pagar IVA.

Los consumidores de whisky, cerveza, motos y embarcaciones de alta gama, y aeronaves pagarán más por la suba de los impuestos internos.

Los directivos y personal jerárquico de la administración pública y de las empresas privadas, porque deberán pagar el impuesto a las ganancias sobre las indemnizaciones por despido por sobre el límite laboral, que hasta el momento se encontraban al margen del tributo.

Las personas humanas por la venta de inmuebles, excepto casa-habitación, que pasarán a pagar el impuesto a las ganancias del 15% sobre sus utilidades, en contra del actual impuesto del 1,5% a la transferencia de inmuebles.

Últimas Noticias

ECONOMÍA DIGITAL

Impuesto a los beneficios en las transacciones internacionales. Necesidad de aguardar una coordinación global. Artículo ublicado en el Blog del CIAT

La recaudación en noviembre

La recaudación tributaria es un 33,7 por ciento mayor que en el mismo período de 2017 pero está por debajo de la inflación interanual