Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Americanas

  • ¿Podrá utilizarse ChatGPT en las AATT?

¿Podrá utilizarse ChatGPT en las administraciones tributarias? (Parte 1)

 

Por Alfredo Collosa y Domingo Carbajo Vasco, Blog del CIAT, 1 marzo, 2023

 

ChatGPT
El interés mediático por las TIC viene hoy marcado por la aparición a finales del año pasado del producto ChatGPT, el cual, básicamente, es un “chatbot” de inteligencia artificial que se especializa en el dialogo con los humanos. Fue desarrollado por la empresa OpenAI.

En realidad, es un gran modelo de lenguaje ajustado con técnicas de aprendizaje tanto supervisadas como de refuerzo y ha llamado la atención por sus respuestas detalladas y articuladas ante cualquier pregunta o situación, aunque se le ha criticado su precisión fáctica; lo cual, no es de extrañar por compartir (al menos, en sus primeras versiones) las limitaciones generales de cualquier lenguaje de IA frente al lenguaje humano, como es la dificultad para entender el humor, los matices, la ironía, etc., pero que supera con mucho las versiones de los “chabots” de hace pocos años.

Es un modelo con más de 175 millones de parámetros, y entrenado con grandes cantidades de texto para realizar tareas relacionadas con el lenguaje, desde la traducción hasta la generación de texto.

El servicio se lanzó, inicialmente, como gratuito para el público, con planes de monetizarlo más adelante y ha alcanzado los 100 millones de usuarios activos en apenas dos meses desde su aparición.

Debido al éxito de ChatGPT, el resto de las empresas tecnológicas o implicadas en el desarrollo de diferentes variantes de IA han comenzado a moverse para poder tomar una participación en este creciente mercado de los “chatbots” basados en IA, considerándolo un salto cualitativo que permite una mayor flexibilidad en su utilización y, sobre todo, un nuevo salto a la hora de aproximar el lenguaje de las máquinas y el de los hombres.

Dada esa aproximación y su versatilidad, el mercado pronostica su aplicación en múltiples ámbitos desde la educación, recursos humanos, empresas, sector público, etc. y, lógicamente, al igual que los “chatbots” de primer generación se estaban generalizando en las AATT, se plantea su posible utilización por parte de estas organizaciones públicas, así como las ventajas (e inconvenientes, no olvidemos que ninguna tecnología es neutral, ni resuelve mágicamente todos los problemas de una organización) de su aplicación en los procedimientos tributarios.

Continuar leyendo Aquí

 

Últimas Noticias

Bienes Personales:

La justicia nacional e internacional admite que mantener los impuestos en el nivel más bajo posible, si la ley lo permite, no es reprensible