Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Argentinas

  •  Cumplimiento global de los controles tributarios en tiempo real

Un enfoque basado en estándares para el cumplimiento global de los controles tributarios en tiempo real

Por Luis Barriga, Blog del CIAT,  26 julio de 2017

 

Estoy siguiendo de cerca el cumplimiento tributario global en los varios continentes y lo que se puede ver es una clara tendencia de las Administraciones Tributarias (AATT) de introducir mayor control tributario basado en tecnología en tiempo real. Dichos controles incluyen la autorización de la factura electrónica, de los libros electrónicos y la contabilidad electrónica, entre otros. Desafortunadamente, he visto muchos casos de la vida real en diferentes países donde los AATT emiten un reglamento que puede tener sentido para un Jefe de Cumplimiento, pero es ambiguo para el Director de Tecnología. Esto suele deberse a implicaciones técnicas imprevistas. También ha habido casos en que una AT publica especificaciones técnicas o enmiendas que pueden cumplir con un requisito legal, pero no concuerda con los diseños técnicos desplegados en las instalaciones de los contribuyentes. Incluso hay casos extremos en los que las especificaciones técnicas se actualizan en silencio sin ningún historial de revisiones.

Este tipo de falla no se limita a los recién llegados a los desafíos de correr una plataforma de autorización. Estos son varios ejemplos de errores cometidos por los AATT que fueron pioneros en la aprobación de la factura electrónica hace varios años y deben tener hoy un nivel de madurez que evita cometer tales errores.

Reducir la brecha entre el cumplimiento legal y técnico

El tema de cerrar la brecha entre el cumplimiento legal y técnico ha sido discutido previamente en un grupo de facturación electrónica de LinkedIn donde Christiaan van der Valk concluyó en un post

“… que en un ambiente como la facturación electrónica, donde muchas decisiones son declaraciones automatizadas en código de software, los requisitos legales abstractos pueden crear un vacío agobiante”.

Los desafíos que surgen como resultado de la mala coordinación entre los reguladores y los contribuyentes que deben implementar sus reglas no son el resultado de la mala fe. En muchos casos, he visto que los AATT han estado escuchando a la comunidad de contribuyentes y corrigieron reactivamente las lagunas que fueron traídas a su atención. En otras ocasiones, los departamentos de TIC de los contribuyentes han descubierto cómo lidiar con lo desconocido mientras espera la aclaración de la AT. En cada país de autorización de documentos electrónicos, se pueden encontrar comunidades ad-hoc que se ayudan mutuamente para hacer frente a tales situaciones.

Pero ¿qué pasa con el costo innecesario de cumplimiento que tales errores generan? Tenga en cuenta que el costo debido a un error aislado puede no ser tan alto para un contribuyente individual, pero los costos debidos a faltas recurrentes con el tiempo y el costo acumulado entre todos los contribuyentes genera un costo total innecesario que es significativo a nivel nacional. Además de los costos de tales errores, existe el hecho de que debido a tales fallos, las empresas terminan en una situación en la que están fuera de cumplimiento durante un período de tiempo, simplemente porque no hay información clara sobre cómo cumplir. Esto puede ser extremadamente problemático, especialmente para las empresas multinacionales que pueden carecer de contexto local y tener una política global estricta para nunca estar fuera de cumplimiento en cualquier mercado.

Las Administraciones Tributarias como Organizaciones de Desarrollo de Normalización

Estoy convencido de que las AATT, además de comportarse como reguladores convencionales, también deben comenzar a comportarse como Organizaciones de Desarrollo de Normalización (SDO por su acrónimo en inglés), o al menos comenzar a adoptar los procedimientos SDO establecidos y las mejores prácticas. Permítanme explicar por qué.

Después de haber trabajado durante varios años como delegado de normalización en representación de una empresa multinacional en diferentes organismos de normalización como IETF/ETSI/OMA /W3C, creo que los AATT tienen mucho que aprender de los SDO, ya que ambos mundos perciben el mismo objetivo: – Especificaciones bien escritas, autosuficientes, que una gran cantidad de usuarios pueden implementar sin problemas. Después de todo, el término SDO “conformidad con las normas” y el término legal “cumplir con la regulación” tienen un gran solapamiento en la semántica cuando ambos se basan en la tecnología.

Reducción del coste total del cumplimiento global

Para concluir, creo firmemente que las prácticas simples como la gestión de los requisitos, los grupos de trabajo con expertos técnicos de la comunidad de contribuyentes, la terminología comúnmente aceptada, la imparcialidad en la selección de las mejores tecnologías probadas por el tiempo (en lugar de “inventadas aquí” o enfoques patentados), las convenciones de nomenclatura, el control de versiones, las historias de revisiones, las revisiones públicas, las consideraciones de compatibilidad retroactivas, las pruebas de interoperabilidad y los procedimientos formales para publicar especificaciones técnicas, entre otras prácticas, evitarían que la AT pierda de vista el costo acumulado total del cumplimiento y promueva una adopción más rápida de los estándares.

 

 

Últimas Noticias

Internacionalización del IEFPA

El Presidente del Instituto de Estudios anunció que la entidad se dedicará al estudio de las Finanzas Públicas Americanas