Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Argentinas

El Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Argentinas se funda a mediados de la década del ´90 como una institución de los administradores tributarios tendiente a satisfacer las necesidades de actualización profesional, capacitación y formación superior de ese colectivo. Con el tiempo, nuestros objetivos y metas se fueron ampliando hasta llegar a todo el universo de agentes de la Administración Pública que realizan tareas vinculadas a la actividad financiera del Estado. Inclusive participan también de sus programas y propuestas profesionales, docentes e investigadores del sector privado cuya trayectoria profesional se encuentra relacionada con dicha actividad.

Por otro lado, en estos 16 años de gestión experimentamos un cambio de coyuntura que valorizó aún más nuestras actividades de formación e investigación. Sobre  el  telón  de  fondo  de  un giro político, social y económico mundial y regional, durante los últimos 15 años en Argentina se ha producido una revalorización del Estado como guía y motor del desarrollo económico y social,  que afecta a la totalidad de su funcionamiento y administración. En la actualidad, el Estado no sólo requiere de competencias organizacionales y técnicas, sino también de la capacidad y la disposición de alinearse con los nuevos objetivos estratégicos de la actual gestión pública. Actualmente, la gestión de un Estado presente -no sólo en términos económicos y sociales, sino en su imprescindible rol de garante de la ciudadanía política-, resulta una compleja labor que requiere del desarrollo de aptitudes y capacidades específicas por parte de los agentes de la Administración Pública. Y ello no sólo supone un mayor grado de conocimiento técnico, sino también la capacidad de trabajar en equipo, resolver problemas, analizar información, comunicarse, tomar decisiones, continuar formándose, entre otras.

En este marco, el IEFPA asume el compromiso de mejorar permanentemente la formación de los funcionarios a través de la evaluación permanentemente de la calidad y pertinencia de su oferta académica (cursos, carreras, cuerpo docente, directivos, etc.), la ampliación de las modalidades y sedes de dictado de carreras y seminarios, la difusión de las investigaciones a través de ediciones del instituto, proyectos de investigación y gestión en las Finanzas Públicas, asesorías técnicas a organismos estatales, etc.